Blog

¿Realidad o ficción? Descubrid si el aceite de CBD puede ser utilizado para tratar el Alzheimer.

El aceite de CBD es un compuesto que proviene de la planta de cannabis o del cánamo, y se ha vuelto muy popular en los últimos años, debido a sus atributos medicinales, pero os preguntamos: ¿será posible que pueda curar o tratar una enfermedad neurodegenerativa como el Alzheimer? Existen muchos estigmas y mitos al respecto debido a su relación con la marihuana de los que os hablaremos brevemente.

La marihuana es conocida en el mundo entero por sus efectos psicoactivos, incluso, en muchos países es permitido consumirla en cantidades reguladas de manera recreativa. Sin embargo, lo que deberéis saber es que, lo que la hace actuar de esta manera, es su alto contenido de un compuesto llamado tetrahidrocannabinol (THC). En contraste, el CBD no genera efectos de euforia, psicosis o delirio, de hecho, puede ser extraído de forma segura directamente desde el cáñamo – por lo que algunos productos de CBD como aceites, concentrados y tinturas son legales en Estados Unidos – que posee menores cantidades de THC que el cannabis sativa. En resultado, obtiene una forma más pura y apta para el consumo con grandes propiedades antiinflamatorias, sedativas y hasta antipsicóticas. Así que no os sorprendáis que se haya utilizado para tratar los síntomas de múltiples enfermedades, como por ejemplo, las convulsiones causadas por la epilepsia.

No obstante, aun falta que se realicen muchos más estudios que permitan determinar o comprender a ciencia cierta el alcance del CBD en el cuerpo humano. La verdad es que no hay evidencia sólida que demuestre que el CBD pueda detener, prevenir o retrasar la progresión de la demencia o del alzhéimer, lo que si sabe es que podría funcionar a la hora de tratar ciertos síntomas conductuales como los cambios de humor, la agitación, la depresión y la agresividad.

¿Qué es el alzhéimer o la demencia?

Seguramente ya lo habéis escuchado, pero os aclararemos que el alzhéimer es una enfermedad neurodegenerativa que se manifiesta como un deterioro de capacidades cognitivas y trastornos conductuales. Esto sucede porque las neuronas mueren y comienzan a atrofiar distintas partes del cerebro, lo que causa que la persona experimente pérdida de la memoria, cambios de personalidad, deterioro de la capacidad para moverse o caminar, dificultad para comunicarse, entres otros. Por lo general, ocurre en adultos mayores de 65 años y los síntomas pueden empeorar con el pasar de los años hasta perder funciones biológicas, que finalmente conllevan a la muerte. Lamentablemente, no se ha podido dar con la causa de esta enfermedad y los tratamientos actuales solo pueden ayudar a mejorar los síntomas.

Y entonces, ¿qué es la demencia?  Muchos creen que el alzhéimer y la demencia son lo mismo, pero si bien los dos términos se usan bastante y parecieran ser sinónimos, el hecho es que la demencia es un término general utilizado para describir varios trastornos cerebrales que afectan la memoria, el razonamiento o la capacidad de pensamiento, mientras que el alzhéimer es solo uno de esos trastornos. Además, existen otras formas de demencia como el Parkinson, la demencia fronto-temporal (o enfermedad de Pick), la demencia por cuerpos de Lewy, la vascular o el multiinfarto, entre otras.  Pero, según la Organización Mundial de la Salud, el alzhéimer es la forma más común de demencia, representando entre un 60% a 70% de los casos. Se estiman que alrededor de 50 millones de personas padecen algún tipo de demencia y cada año se producen casi 10 millones más de casos. España, por su parte, es el tercer país con más casos de demencia en el mundo con nada más y nada menos que 1,2 millones de personas afectadas[1].

Por desgracia, la demencia afecta directamente la función cerebral, y si bien los factores hereditarios se reflejan como la causa más probable, aún no se ha podido descubrir con exactitud cómo ocurre o cómo provenirla. Así que, si queréis saber cómo puede ayudar el CBD de alguna manera, os diremos ahora.


[1] Sanitas (2017). Más de 1,2 millones de personas en España sufren de Alzheimer. Obtenido de: https://sanitasdatasalud.es/mas-de-12-millones-de-personas-en-espana-sufren-alzheimer/

¿Cómo puede el CBD tratar el Alzheimer o la demencia?

Algunas investigaciones sugieren que este compuesto tiene mucho potencial medicinal y terapéutico, por lo que podría ser capaz de mejorar considerablemente la forma de vida de los pacientes con Alzheimer o demencia, al tratar lo síntomas relacionados con los trastornos que presentan.

¿Cómo es esto posible? La ciencia suele asociar la enfermedad de Alzheimer a la aparición de “placas seniles o amiloides” y “ovillos neurofibriliares”, que son una acumulación de proteínas compuestas por pequeñas fibrillas dentro de las neuronas. Los síntomas vienen acompañados por un proceso de desorientación, confusión, cambios de humor y perdida de la capacidad para comunicarse de manera constante. Es algo muy difícil de diagnosticar con certeza, pero existen algunas pruebas como resonancias magnéticas que pueden determinar la enfermedad de forma razonable.

El CBD por su parte, según un estudio realizado en 2016 por el Instituto Salk de Estudio Biológicos en California[1], podría tener la capacidad de eliminar estas proteínas que forman placas en las neuronas. Otro estudio[2]  hecho por científicos estadounidenses demostró que el aceite de CBD administrado a ratones que exhiben síntomas similares a los del Alzheimer era capaz de mejorar la capacidad cognitiva y reducir la acumulación de amiloides.

Por tanto, se podría decir que el CBD posee también propiedades neuro protectoras, lo que motiva a la comunidad científica a continuar investigando su viabilidad para tratar tanto el Alzheimer como otras formas de demencia. Ya algunas personas han recurrido al CBD para tratar o controlar los síntomas de agresividad que llegan a presentar sus familiares. Una noticia reciente mostró que en Canadá el CBD había ayudado a reducir la ansiedad y la frustración en dos pacientes de 76 y 92 años. Pero, aunque según las investigaciones en animales hayan demostrado que el CBD puede reducir las proteínas que dañan las neuronas, la verdad es que esto no se comprobado ampliamente en humanos. Es necesario que se realicen más investigaciones para llegar a una conclusión final, por el momento, el uso del CBD solo se muestra viable para tratar síntomas conductuales asociados a la demencia. Lo importante es que siempre consideréis consultar con un médico especialista que os pueda guiar al respecto.


[1] Science news (2016). Cannabinoids remove plaque-forming Alzheimer’s proteins from brain cells. Obtenido de: https://www.sciencedaily.com/releases/2016/06/160629095609.htm.

[2] Watt, Georgia, and Tim Karl (2017). In vivo evidence for therapeutic properties of cannabidiol (CBD) for Alzheimer’s disease. Obtenido de: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC5289988/.

¿Cómo suministrar el CBD?

Como habéis observado, el CBD es más una medicación complementaria que una cura o tratamiento completo para la enfermedad. Se recomienda que se inicie con pequeñas dosis de 1-2mg a la semana (dependiendo del peso de la persona) y luego subir un poco a 2-4mg, hasta que comiencen a notarse cambios significativos en los síntomas. La idea es ir de lo micro a lo macro, pero obviamente lo más seguro es que un médico os explique que es lo más conveniente para vuestro caso, ya que el CBD podría interactuar de manera negativa o positiva con otros medicamentos.

Finalmente, no es un mito o ficción, son diversos los testimonios anecdóticos y estudios que apuntan hacia la idea de que el CBD pueda mejorar considerablemente la calidad de vida de las personas que padecen algún tipo de demencia. Solo quedará esperar a un futuro cercano a ver todas las posibilidades que nos deparará la utilización de este maravilloso compuesto medicinal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *