Blog

¿Puedo usar aceite de CBD en alimentos y bebidas?

El fitocannabinoide llamado CBD cada vez es más demandado dentro de los productos alimenticios. El CBD se encuentra de forma natural dentro de la planta Cannabis sativa principalmente en las flores; en los tallos, hojas y semillas el contenido de CBD es relativamente bajo.

Los nombres comunes de la planta Cannabis sativa son marihuana y cáñamo y vale la pena que los aprendéis a diferenciar, porque de allí viene la confusión de saber si el CBD es bueno o no. Las plantas de Cannabis sativa cuyo contenido de THC sea inferior al 0,3% se les llama cáñamo y si el contenido es superior a ese límite se les llama marihuana. Y os podéis estar preguntando ¿por qué en base al THC? Y la respuesta es simple, el THC es la sustancia adictiva, psicoactiva o nociva que le da el uso ilegal (en algunos países) a la marihuana. Entonces, cuando estáis hablando de cáñamo es sinónimo de CBD y usos terapéuticos y cuando habláis de marihuana os vais a estar refiriendo al THC, usos lúdicos y recreacionales.

El CBD tiende a tener mejor sabor y aceptabilidad en aquellos alimentos y bebidas con sabores fuertes y orgánicos. Y aunque hay poco entendimiento y comprensión en torno a qué sucede con esta sustancia cuando se la agregáis a un alimento o bebida, cada vez son más las personas interesadas en probar o hacer un alimento con CBD.

¿La regulación española permite la venta de estos alimentos y bebidas?

Si el rotulo no dice explícitamente “uso externo” no lo podéis elaborar y comercializar en España, es decir los alimentos y bebidas que contienen CBD son ilegales para su elaboración, venta y distribución en España y no los podéis comercializar, a menos que, el suplemento alimenticio haya sido elaborado y se esté comercializando legalmente en un país miembro de la Unión Europea que si acepte al CBD como un componente dentro de los complementos alimenticios.

Hasta los momentos, la AEMPS ha autorizado a 5 empresas para cultivar cannabis con fines de investigación y una para la producción de derivados de extracciones, pero todos los productos derivados de aquí deben ser para uso externo solamente o con estrictos fines investigativos.

¿Cuál es la diferencia entre productos fortificados con CBD y productos enriquecidos con CBD?

Dentro de la variedad de productos alimenticios y bebidas disponibles os podéis encontrar con estos dos términos. Los productos enriquecidos son aquellos en los cuales se le añade un nutriente o sustancia que se pierde o disminuye durante el proceso industrial.

Por su parte, un alimento o bebida fortificada es aquella en la cual se le añade el nutriente para que el alimento o bebida tenga diferentes características a las originales y, por ende, propiedades mejoradas.

Tipos de alimentos y bebidas que podéis conseguir con CBD

La creatividad no se ha hecho esperar, en el mercado podéis conseguir variedad de productos con CBD, tales como:

  • Bebidas orgánicas de diversos sabores que prometen regular la ansiedad, el estrés, el estado de ánimo, el sueño, la memoria y el bienestar emocional.
  • Aguas gasificadas con agregados de CBD que os prometen sentir una sensación más equilibrada en un mundo estresante.
  • Vinos bajos en alcohol con presencia de CBD en forma de infusión. 
  • Cervezas sin alcohol con CBD en forma de infusión.
  • Infusiones de CBD que os declaran haber agarrado la parte buena del cannabis y ponerla en una bebida.
  • Smothies reinventados para hacer en casa.
  • Gominolas de varios sabores.
  • Chicles
  • Y cualquier otro alimento que se os ocurra puede llevar aceite de CBD.

¿Puedo dar fallo a la prueba antidrogas si consumo alimentos o bebidas con CBD?

Lamentablemente la respuesta es un rotundo, sí. A pesar de que, el aceite de CBD no es lo mismo a marihuana ni a THC es completamente probable que la prueba dé positiva y es que las pruebas actuales no son tan selectivas para determinar si es THC o CBD. Además, muchos aceites de CBD contienen pequeñas cantidades de THC (y continúan siendo legales) con lo cual pruebas muy específicas pueden detectar este THC, sobre todo si lo acabáis de consumir, si vuestra dosis de consumo es alta o si tenéis una alta retención de la sustancia en vuestro cuerpo.

¿Estos alimentos y bebidas pueden interactuar con los medicamentos?

Esta respuesta es otro sí rotundo. Así como algunos alimentos pueden interactuar con ciertas medicaciones, el CBD también lo puede hacer y sobre este punto debéis tener mucho cuidado porque las interacciones del CBD con los medicamentos están poco documentadas. Lo único que se sabe hasta los momentos es que también es metabolizado a nivel hepático por la misma enzima que metaboliza la mayoría de las sustancias, por lo cual podría aumentar el nivel de las otras sustancias, aumentando el riesgo de un efecto secundario y cuanto más CBD exista, mayor será el riesgo.

Justamente en este punto es que muchos especialistas e investigadores no están de acuerdo con los alimentos y bebidas con CBD, ellos dicen que si es una sustancia con potencial terapéutico ¿cómo se va a añadir a las comidas? Es como colocarle aspirina a una torta.

¿Y si se come de más?

El CBD como tal es bien tolerado, incluso a altas dosis no ha demostrado efectos secundarios considerables. Ahora bien, uno de los efectos secundarios asociados a su consumo es estimulación del apetito así que, si sumáis el hecho de consumir alimentos deliciosos junto a una sustancia que posiblemente os aumente las ganas de comer, vais a tener como resultado un posible aumento de peso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *