Blog

¿Puedo dar aceite de CBD a mi mascota?

Para muchos de vosotros las mascotas son un miembro más de la familia, así que cuando ellas sufren vosotros también lo hacéis. El cannabidiol (CBD) por lo tanto, no solo va a ayudar a vuestras mascotas sino a vosotros mismos indirectamente, al volver a ver al peludo miembro de la familia, moviendo la cola felizmente.

Muchos propietarios de mascotas habéis utilizado el aceite de CBD para tratar problemas de salud tal como dolores, inflamación, convulsiones, ansiedad y como pasa en los humanos, las mascotas vertebradas tienen un sistema endocannabinoide que si bien su función y el cómo actúa no se ha esclarecido completamente, se conoce que el CBD actúa sobre los receptores aquí ubicados para hacer el efecto.

El comportamiento animal es parecido al de vosotros, por lo cual ellos también sufren de estrés, ansiedad, miedo y enfermedades como cáncer. Si sois nuevo dueño de mascota es posible que os cueste entender que le pasa a vuestro peludo amigo. Por ejemplo, podéis deducir que tiene problemas de ansiedad si se asusta al ver los rayos o escuchar los truenos durante los días lluviosos, puede que se esconda al ver a extraños o al escuchar ruidos fuertes. Muchas de las mascotas indican estos problemas por medio de ladridos, gemidos, temblores, inquietud, jadeo, comportamiento agresivo, antisocial o incluso orinan o defecan en cualquier sitio a pesar de estar entrenados.

¿Cómo funciona el aceite de CBD en vuestra mascota?

Ya os hemos comentado que vuestras mascotas vertebradas también cuentan con un sistema endocannabinoide, así que el CBD que se extrae de la Cannabis sativa realizará su función tal como en cualquiera de vuestros organismos, uniéndose a los receptores endocannabinoides que se encuentran en el Sistema Nervioso Central. Este sistema es relativamente nuevo en cuanto a su descubrimiento, así que el cómo funciona no está del todo elucidado. Pero si se conoce que el mismo está asociado a comportamientos, la reducción de dolores e incluso la felicidad.

Pero si el CBD viene del cannabis, ¿vais a drogar a las mascotas?

Es una duda bastante frecuente y la respuesta es no, el uso de CBD en vuestras mascotas no las debería enloquecer ni volverlas incontrolables. Si bien es cierto que el CBD proviene del cannabis, la sustancia encargada de “drogar” se llama tetrahidrocannabinol (THC). Por lo cual debéis leer muy bien los componentes del producto con CBD que vais a adquirir.

Por lo general la planta de donde se extrae el CBD se llama cáñamo y es una variedad industrial del cannabis, cultivada para que el contenido de CBD sea excepcionalmente alto en comparación al de THC, cuyo contenido va a ser mayor en la planta de marihuana, propiamente dicha.

¿En qué mascotas debéis usar el aceite de CBD?

El veterinario de vuestra mascota es el primero que os debe resolver esta duda, pero en general los animales vertebrados tienen buena respuesta al aceite de CBD.

En los perros y gatos es más frecuente la indicación de aceite de CBD para tratar problemas como pérdida del apetito, ansiedad, nervios, estrés, dolores, convulsiones o cáncer. Lo podéis administrar dando las gotas necesarias en la boca de vuestro amiguito o le colocáis las gotas en su alimento.

Otras mascotas en las cuales el uso del aceite de CBD es prometedor son los caballos, ya que ellos son muy propensos a sufrir de dolores, artritis y tener problemas en los músculos y las articulaciones, todo esto gracias al peso corporal que recae sobre sus piernas principalmente en los cascos delanteros, por lo cual son propensos a lesiones, como esguinces o fracturas, sobre todo en aquellos de más edad. Si sois dueños de caballos, sabéis de que os hablo. El CBD ha dado resultados muy prometedores para tratar estas condiciones asociadas a inflamación y dolor crónico.

¿Cuáles efectos secundarios puede experimentar mi mascota?

El aceite de CBD es una sustancia relativamente inocua, ya que los efectos secundarios reportados hasta la fecha son pocos y no son graves. Es una alternativa confiable y natural a los otros suplementos nutritivos que consume vuestra mascota. Entre los efectos secundarios, los más frecuentes reportados por los dueños son tres:

  • Somnolencia.
  • Cansancio.
  • Aumento del apetito.

Si el veterinario de vuestra mascota aprobó el uso de esta sustancia y os ha dado permiso de usarla, no debéis temer en probar esta alternativa terapéutica para beneficiar la calidad de vida de vuestro peludito y la vuestra al verlo feliz.

¿Cómo dosificar a vuestra mascota con aceite de CBD?

Nuevamente el primero que os debe responder esta duda es el veterinario. Pero la regla de oro es, menos es más. Debéis siempre comenzar por las dosis más bajas disponibles o recomendadas según la afección de salud que tenga vuestra mascota e ir aumentando la dosis gradualmente. Una dosis muy alta inicial puede causar una mayor ansiedad, si veis reacciones o comportamientos no habituales, disminuir la dosis o suspender el tratamiento siempre es la mejor opción. Como recomendaciones generales podéis tomar en cuenta:

  • Debéis comenzar con dosis de 1mg de CBD por cada 5 Kg de peso de vuestro animal, no más de dos veces diarias.
  • Los aumentos de dosis los debéis realizar gradualmente, lo más recomendable es semanal a menos que el veterinario os recomiende otra cosa.  
  • Mantenga a vuestra mascota bajo observación, principalmente las primeras 3 horas luego de administrada la dosis.
  • Si vuestra mascota consume otra medicación, debéis asegurar que no interfiera con el aceite de CBD.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *