Blog

¿Por qué no siento los efectos del CBD?

Razones por las que vuestra experiencia con el CBD podría no ser impresionante.

Como sabréis el CBD (cannabidiol) es un derivado no toxico que proviene del cáñamo o del cannabis y ha demostrado ser muy beneficioso para la salud.  Por lo general, sus efectos suelen apreciarse casi de inmediato, pero esto puede variar de persona en persona. Si bien no es un tratamiento médico o una cura como tal para una enfermedad, el hecho es que tiene un gran potencial para aliviar síntomas relacionados a múltiples trastornos o enfermedades.

El CBD es capaz de interactuar con los neurotransmisores que se encuentran en vuestro cuerpo e inhibir el dolor, controlar la ansiedad y hasta los patrones de sueño. Claro, tampoco se trata de un “remedio milagroso”, sin embargo, son muchas las posibilidades al utilizar esta sustancia que está tan en boga en la actualidad, y a continuación os explicaremos el porqué.

¿Cómo interactúa el CBD en vuestro organismo?

Los efectos del CBD son el resultado de la forma en la que este interactúa con el sistema endocannabinoide. Dicho sistema está constituido por una red de receptores que encuentran en el cerebro a través del sistema nervioso central y periférico, cuyas funciones incluye la regulación de diversos procesos fisiológicos como:

  • La percepción del dolor e inflamación.
  • El control de apetito y de procesos digestivos.
  • El estado de ánimo, la memoria y el comportamiento social.
  • Las respuestas al estrés.
  • Los patrones de sueño.
  • Neuro protección y movimientos musculares.

En un mundo ideal, vuestro cuerpo produciría todos los receptores endocannabinoides necesarios para que exista una comunicación eficiente entre el cerebro y el resto del organismo. No obstante, cuando aparece una lesión, enfermedad o alguna predisposición genética, el cuerpo no llega a producir suficientes endocannabinoides y es allí cuando comienzan los problemas. Algunos investigadores creen que el CBD podría eliminar estas deficiencias, ya que imita de alguna forma los efectos de los endocannabinoides.

Aun así, pese a los estudios realizados, muchas personas en las redes sociales o en comentarios en páginas web llegan a afirmar que los productos con CBD no son buenos o que no producen ningún tipo de efecto. Esto es algo sumamente normal, ya que no todos obtendrán los resultados deseados, pero también hay ciertos factores a tomar en cuenta que podrían estar perjudicando vuestra experiencia, entre los que os podemos mencionar:

No tomar la dosis adecuada

Muchas personas comienzan con dosis muy bajas que no llegan a proporcionar beneficios notables. Para saber realmente que dosis es la indicada para cada organismo, lo mejor siempre será consultar con un médico. Algunas fuentes sugieren que la “dosis mínima” debería ser entre 10-40 miligramos por día, otros dicen que 25. Muchos productos contienen incluso menos de esta cantidad, así que leed bien la etiqueta.

Además, recordad que cada persona es única y es muy difícil determinar la dosis adecuada para cada cual, así que, si al principio no os parece que haya efectos positivos, podríais intentar aumentar la dosis hasta que eventualmente encontréis la que ajuste mejor a vosotros o vuestras necesidades.

La grasa corporal

Los cannabinoides son atraídos por la grasa, esto significa que si vosotros tenéis un alto índice de grasa corporal tendrá dificultades al absorber el producto a través del torrente sanguíneo, y, por tanto, deberíais aumentar las dosis. ¿Por qué? El 60% del CBD es absorbido por células grasas, entonces solo el 40% de la dosis es el que logrará darle algún beneficio a vuestro sistema endocannabinoide. En cambio, si el 30% es absorbido por la grasa y el otro 70% está disponible, pues evidentemente serán mucho más notables los efectos.  Tened en cuenta que esta información no se basa en sí en estudios sobre tasas de absorción de células grasas sino en lo que se conoce sobre el funcionamiento de los cannabinoides.

No habéis dado suficiente tiempo a vuestra prueba

El CBD no es un medicamento, se considera un “suplemento dietético”, lo que quiere decir que puede pasar algún tiempo para que obtengáis algún resultado. Algunas personas necesitan más tiempo que otras para lograr el equilibrio de su sistema endocannabinoide. Podríais tener que esperar hasta incluso 4 semanas o 2. Por otro lado, hay quienes dicen que han obtenido resultados inmediatos con las primeras dosis. La verdad, aún faltan muchos más estudios al respecto para entender todas las propiedades del CBD y cómo interactúa en el cuerpo humano. Solamente os podríamos decir que son muchos los factores que intervienen en su funcionamiento, por ende, su absorción puede ser o no la misma en cada organismo.

Considerad buscar un producto de amplio espectro.

Son muchos los productos de CBD que se pueden encontrar en el mercado, algunos en estado de pureza y total aislamiento, y otros de amplio espectro que contienen al menos 113 cannabinoides adicionales u otros componentes naturales como los terpenos. Además, estos podrían proporcionar a vuestro cuerpo vitaminas, minerales y ácidos grasos como el omega-3. 

Los productos CBD de amplio espectro trabajan en conjunto para potenciar los efectos en el organismo, es como un trabajo en equipo en pro de proporcionar mayores beneficios. Entre este tipo os podemos nombrar:

  • Cannabidivarina (CBDV)
  • Cannabicromeno (CBC)
  • Cannabigerol (CBG)
  • Cannabinol (CBN)
  • Ácido cannabidiol (CBDA)

Habéis comprado un producto CD de mala calidad

Este quizás sea uno de los factores más frecuentes. Son demasiados los productos de CBD que se pueden encontrar en internet o en la calle, así que dependiendo de dónde y cómo compréis es posible que recibáis un producto de baja o mala calidad. Ha sucedido que, por ejemplo, alguien compra un producto que dice ser de alta pureza en la etiqueta y resulta que no contenía CBD en lo absoluto. Por ello, es sumamente importante que os encarguéis de hacer una búsqueda exhaustiva: leed reseñas en internet realizadas por otros compradores, googlea el producto y a la empresa, buscad los registros sanitarios de ser necesario y cualquier cosa que os pueda proporcionar suficiente información para que tengáis seguridad al realizar vuestra compra, y por supuesto, que no perdáis ni un euro en algo que realmente no va a funcionar.

En fin, tened algo de paciencia, si vuestra primera experiencia con el CBD no fue del todo buena, como habréis notado, cualquiera de estos factores pudo haber intervenido allí. Así que os recomendamos que volváis a intentar y que tratéis de aprender todo lo que puedas sobre los beneficios del CBD si realmente estáis interesado en estas alternativas novedosas y naturales. No os dejéis confundir por cuentos y advertencias o por productos que dicen ser “milagrosos” cuando realmente ni siquiera contienen una gota de CBD de alta calidad.  Desde gomitas, aceites, hasta parches transdérmicos y vapeadores, son muchas las opciones que podéis considerar para experimentar los beneficios del cannabidiol.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *