Blog

¿Es legal el CBD en España?

¿Es legal el CBD en España? Esta es una pregunta cuya respuesta puede cambiar de un momento a otro. La información que os vamos a brindar en este artículo está vigente para su fecha de publicación.

La molécula del CBD se ha puesto de moda en muy poco tiempo y el miedo que se ha apoderado a nivel Gubernamental, Jurídico y Legislativo en torno a esta sustancia es muy grande, principalmente por el desconocimiento que se tiene en torno a ella y que los estudios científicos que se están llevado a cabo parecieran ser muy buenos para ser verdad de una sustancia proveniente del cannabis.

Lo primero a aclarar es que el CBD no es adictivo ni nocivo para la salud. Todos los efectos científicos llevados a cabo en torno al CBD han concluido en resultados beneficiosos y potenciales usos de interés clínico, sobre todo para tratar condiciones como la artritis, la depresión, la ansiedad, el asma y la epilepsia.

¿Qué dicen las autoridades?

Empecemos a nivel global. La Organización Mundial de la Salud (OMS) es la agencia encargada de gestionar las políticas de prevención, promoción e intervención en temas de salud a nivel mundial y está adscrita a la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

La OMS ya se ha pronunciado en torno a esta sustancia afirmando que el CBD no es adictivo ni produce efectos nocivos, en comparación a los que, si se encuentran en el THC, así mismo, confirman las posibilidades terapéuticas a las cuales podría estar asociada esta molécula y solo falta que los científicos den la última palabra al concluir los estudios que se están llevando a cabo.

La Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición (AECOSAN) se encarga de controlar las acciones determinadas por la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA), que a su vez se encarga de investigar y analizar los posibles riesgos concernientes a seguridad alimentaria entre los países miembros de la UE. En este sentido, la AECOSAN siguiendo lo determinado por la EFSA, ha informado que se deben inmovilizar todos aquellos productos que declaren ser suplementos nutricionales y contengan CBD en sus componentes.

La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) en su rol de regularización de todos los productos que posteriormente serán comercializados como alimentos o complementos alimenticios en territorio español, aún no ha incluido al CBD como un complemento alimenticio lo que refuerza la decisión tomada por la EFSA.

¿Entonces el CBD en España es ilegal? He allí el dilema

El CBD en sí no es un producto ilegal, porque no aparece listado como tal, no obstante, su uso como complemento alimenticio o suplemento nutricional tampoco es legal. Por ende, es considerado ilegal elaborarlo y venderlo para el consumo humano dentro del territorio español y estará prohibido hasta que no exista una regulación que así lo ampare.

Gracias a que España está suscrita a los acuerdos de la UE no puede oponerse a la comercialización de productos elaborados con CBD y declarados como complementos alimenticios. La falta de armonización entre lo establecido por la autoridad española y lo dictaminado por la UE, crea una gran confusión en torno a la población, pero efectivamente existe la libre circulación de productos que contengan CBD y hayan sido legalmente elaborados y comercializados en otros países miembros de la UE. Es decir, podéis vender y consumir legalmente CBD gracias al principio de reconocimiento mutuo del mercado europeo siempre y cuando el producto haya sido elaborado y se esté vendiendo cumpliendo todas las leyes del país de origen.

¿Y qué pasa en el resto de Europa?

Son pocos los países miembros de la Unión Europea que amparan al CBD como un suplemento nutricional apto para el consumo humano. Pero incluso, en algunos países las mismas plantas son consideradas complementos alimenticios.

¿Y si no es un complemento alimenticio?

La AEMPS estableció, tal como en buena parte de los países miembros de la UE, que el cáñamo industrial (planta de donde se deriva el CBD) se puede usar de manera legal como un producto cosmético de uso externo. Entonces, dentro del territorio español podéis elaborar y comercializar productos que contengan CBD siempre y cuando en el rotulo se declare “para uso externo solamente”, es decir para aplicaciones cosméticas.

Un primer paso es dejar de llamar al CBD marihuana

Aunque el CBD es un cannabinoide y proviene de la Cannabis sativa que mundial y vulgarmente es conocida como marihuana, es justo este nombre el que crea tanta confusión y miedo en torno a la sustancia.

Si a vosotros les dicen “os recomendamos consumir marihuana para tratar esta afección de salud” ¿qué es lo primero que pensáis? En los efectos de “estar colocados” indudablemente. Y resulta que no, que el CBD proviene de la misma planta, pero no contiene los efectos adictivos ni nocivos, como lo ha determinado la OMS.

La ingeniería agrícola ha logrado establecer mecanismos de cultivo que permitan a la Cannabis sativa tener una mayor proporción de CBD que de THC (la cual si es la sustancia nociva para vuestra salud) y la han bautizado cáñamo. El cáñamo contiene un nulo o muy bajo contenido de THC, si el contenido de THC sobrepasa el límite establecido, la planta es considerada marihuana.

Así que ya sabéis, vuestra contribución para que se legalice el consumo del CBD puede comenzar por decir y divulgar que el CBD no es marihuana sino cáñamo y así le vais reduciendo la connotación negativa a tan bondadosa sustancia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *