Blog

¿Cómo usar CBD para la epilepsia?

CBD para la epilepsia: A nivel mundial, muchísimas personas le han estado prestando atención al potencial uso que puede tener el CBD para tratar la epilepsia, principalmente aquellos padres cuyos niños no responden efectivamente a los tratamientos convencionales.

Y aunque no es algo que se pueda asegurar todavía, porque los estudios clínicos no han culminado, los resultados que se están obteniendo son prometedores, sobre todo a nivel de reducción en la frecuencia e intensidad de las convulsiones y que su uso no presenta efectos secundarios graves como algunos ocasionados por las medicaciones habituales. Claro, como en todos los casos, no todas las personas responden de la misma manera, así que el CBD no pretende ser la sustancia perfecta para tratar esta enfermedad, el perfil de esta sustancia está más asociado a que puede ser una alternativa terapéutica para algunos pacientes.

Entendiendo a la epilepsia

La epilepsia es el nombre que se otorga a la enfermedad caracterizada por la interrupción en la actividad de las células nerviosas en el cerebro, lo que genera las llamadas convulsiones. Las convulsiones no son más que movimientos corporales involuntarios e incontrolables de forma repetitiva, que pueden o no estar asociados a cambios en la conciencia. Las convulsiones ocurren ya que aumenta repentinamente la actividad eléctrica a nivel cerebral, es decir existe una sobreexcitación neuronal.

Los tipos de epilepsias y de convulsiones son muy variadas, de hecho, una persona puede experimentar diferentes tipos de convulsiones en un solo ataque epiléptico; la forma, intensidad y duración de la convulsión va a depender de la cantidad y tipo de célula cerebral afectada. Actualmente, esta enfermedad es tratada con el uso de medicamentos antiepilépticos, los cuales básicamente se encargan de detener la sobreexcitación neuronal, pero presentan efectos secundarios que son de relevancia clínica.

¿El CBD funciona para tratar la epilepsia y las convulsiones?

Esta es la pregunta que los científicos están tratando de resolver. Ya han demostrado que algunas sustancias cannabinoides como el THC, THCA y el CBD han mostrado una efectiva actividad antiepiléptica. El CBD es quien se ha llevado la mayor atención en el estudio, ya que sus efectos adversos son muy pocos, no incapacitantes y fáciles de reversar, lo mejor de todo es que en comparación a otros cannabinoides no causa adicción ni efectos psicoactivos.

Los investigadores han descubierto que el sistema endocannabinoide, sobre el cual funcionan estas sustancias tiene un papel fundamental en la actividad neuronal, manteniendo y regulando la actividad de los neurotransmisores, lo que se traduce en envío de señales para aumentar o disminuir la actividad cerebral. Es decir, si os hemos comentado que las convulsiones son el resultado de una sobreexcitación neuronal, al unirse una sustancia moduladora como el CBD, al sistema endocannabinoide la respuesta será disminución de la actividad en las células cerebrales. Lo cual no quiere decir que la convulsión desaparezca como tal, sino que en ocasiones se trata de disminuir su frecuencia de aparición, intensidad y/o duración.

El hecho de que la situación legal del cannabis aún no sea resuelta, dificulta aún más llevar a cabo estudios científicos que puedan generar una respuesta final. No obstante, hasta los momentos hay 4 hipótesis de como el CBD puede ayudar a esta condición médica:

1- Evita o interfiere en la degradación de los endocannabinoides, lo que aumenta sus niveles y ayuda a mantener el balance en la actividad eléctrica del cuerpo. Los endocannabinoides son sustancias producidas por vuestro propio organismo e interactúan con este sistema.

2- Los endocannabinoides se ha demostrado que funcionan como neuro-moduladores, es decir modulan la actividad neuronal por el control en el flujo de iones calcio y potasio que son los principales responsables de la excitabilidad neuronal. El CBD ha presentado un comportamiento similar a estos endocannabinoides, en este sentido.

3- Se ha encontrado que el CBD suprime la actividad del glutamato, el principal neurotransmisor que estimula al Sistema Nervioso Central (SNC).

4- El CBD tiene actividad antiinflamatoria lo cual, si bien no está involucrado directamente en la epilepsia, se ha demostrado que la neuroinflamación o inflamación cerebral empeora las convulsiones.

¿Qué beneficios otorga y cuáles son los riesgos del consumo de CBD para tratar la epilepsia?

Como se ha mencionado anteriormente, no en todos los pacientes este tratamiento ha funcionado, mucho depende de entender el tipo de epilepsia que presenta la persona, pero entre los pacientes cuyos médicos han recomendado este tratamiento y han tenido resultados positivos se mencionan como beneficios:

  • Reducción de las convulsiones.
  • Mejora en el estado de alerta.
  • Aumento del apetito.
  • Mejora en el sueño y en el humor.
  • Mejora en las actividades motoras.

En cuanto a los riesgos que se pueden presentar al consumir CBD es de las razones que hace a esta molécula tan interesante a nivel médico científico y es que pocas veces se presentan efectos adversos, ni siquiera a altas dosis, lo que lo hace una molécula bien tolerada. En comparación a los efectos adversos presentados por los fármacos antiepilépticos actuales, es un gran alivio que los pacientes solo hayan reportado:

  • Diarrea.
  • Somnolencia.
  • Debilidad muscular.
  • Boca seca.

Esto no significa que otros efectos adversos no puedan aparecer, principalmente aquellos dados por interacción entre medicamentos ya que el CBD como gran parte de los medicamentos es metabolizado a nivel hepático, lo que puede modificar los niveles de vuestra medicación habitual y por tanto causar efectos no deseados. De allí, parte de la importancia de solo administrar el CBD bajo supervisión y recomendación médica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *