Blog

¿Cómo se puede tratar el acné con aceite de CBD? ¡La guía definitiva!

A diario nuestra piel está expuesta a una serie de factores externos como la radiación solar, la contaminación, la sudoración y las bacterias. Sin embargo, el estrés, el uso de ciertos cosméticos, los problemas hormonales, una mala alimentación o pocas horas de sueño pueden afectar su buen estado de salud con la aparición del temido “acné”.

¿Quién de vosotros no habéis sufrido con barritos, comedones o espinillas? Es muy común que entre los 12 y 24 años de edad surja este tipo de problemas, pero la piel grasa y la herencia genética pueden agravarlos, por lo que es fundamental realizar un tratamiento adecuado para evitar que deje marcas o manchas a su paso.

El acné realmente puede afectar nuestra autoestima y hacernos entrar en pánico. La mayoría suele recurrir a “productos milagros”, tónicos, cócteles químicos o cremas en un intento de erradicarlo. No obstante – y como dicen por ahí – a veces puede ser peor el remedio que la enfermedad, pues la mayoría de estas “soluciones” no funcionan y lo que hacen es empeorar la condición de la piel, especialmente, aquellas más sensibles e irritables.

Ahora bien, como seguramente os habéis estado preguntando, ¿puede el CBD ayudaros con esta condición de vuestra piel? En las siguientes líneas os explicaremos en forma de guía la respuesta que estáis buscando.

 ¿Qué es el cannabidiol (CBD)?

El cannabidiol conocido comúnmente por sus siglas CBD, es un compuesto que proviene de la planta del cannabis sativa (también llamada marihuana, herb, o ganja, entre otros términos populares), que posee propiedades antinflamatorias, analgésicas y anticonvulsivas. A diferencia del THC (tetrahidrocannabinol), se ha demostrado que el CBD no produce efectos de psicotrópico, por lo que si os habéis alarmado cuando leísteis “cannabis” ya podéis relajaros, porque efectivamente este compuesto no va a produciros ninguna sensación de excitación extraña ni nada por el estilo. Más concretamente, el aceite del CBD contiene una cantidad increíble de beneficios medicinales que os ayudaran en el tratamiento de ciertas enfermedades o de trastornos de la piel como el acné.

¿Cómo puede ser el cannabis una solución para el acné?

Para responderos esta pregunta, primeramente, deberéis saber que es el sistema endocannabinoide (ECS). Es un sistema de señalización molecular, es decir, un grupo de receptores endógenos localizados en el cerebro de los mamíferos a través del sistema nervioso central y periférico, siendo el responsable de una serie de funciones que incluyen el estado de ánimo, la memoria, los patrones de sueño, el apetito, el dolor, entre otros. En conjunto, es un sistema “cannabinoide” que contribuye al equilibrio de la salud (homeostasis).

Dicho de otro modo, nuestro organismo crea neurotransmisores llamados endocannabinoides que a su vez envían mensajes a receptores ubicados en todo el cuerpo para realizar una acción determinada. Por ejemplo, luego de hacer una actividad deportiva se libera el endocannabinoide “anandamida”, el cual posteriormente interactuará con los receptores CB1 que se encuentran en el cerebro para acoplarse con las proteínas y producir un “estado de júbilo o placer”, también conocido por muchos como la “euforia del corredor”.

Lo interesante de todo este asunto científico, es que los fitocannabinoides de la planta de cannabis imitan la actividad de estos endocannabinoides con mucha eficacia. Por esta razón, los cannabinoides como el CBD se han reconocido por sus beneficios medicinales y antinflamatorios, convirtiéndose en una solución para millones de personas que desean tratar diversas enfermedades, e incluso, este problema tan común como es el acné.

¿Qué causa el acné?

A groso modo, el acné se trata de una inflamación de las glándulas sebáceas de la piel, que se traduce en la aparición de granitos, puntos negros, blancos, nódulos y quistes, que se forman principalmente en la espalda, pecho y en ocasiones en las extremidades.

El acné suele aparecer en la pubertad debido a los cambios hormonales que se producen en el cuerpo de los jóvenes, que al mismo tiempo estimulan la producción de queratina y sebo (ese lubricante oleoso que recubre la piel). Este sebo es secretado por las glándulas sebáceas que se encuentran bajo la piel, de allí viaja hasta los folículos pilosos y aparecen en la piel externa a través de lo que conocemos como “poros”. Normalmente, dichos folículos se encargan de mudar la piel muerta que el sebo extrae del cuerpo, ya que es un mecanismo natural a través del cual la piel se mantiene lubricada y protegida, pero en algunos jóvenes y adultos se desprenden demasiadas cédulas y se libera un exceso de sebo que termina obstruyendo los poros. En efecto, ocurre una acumulación de bacterias que resultan en manchas e inflamación.

Muchas personas que poseen este tipo de afección creen que lavándose la cara constantemente y manteniendo la zona de la piel limpia lograrán evitar la proliferación del sebo y de las bacterias que generan el acné, pero la verdad es que esto es un error. Son muchas las causas y factores que pueden contribuir con la aparición del acné, desde la herencia genética, un tipo de piel grasa, desequilibrios hormonales (especialmente durante la pubertad), los ciclos menstruales, hasta otros factores como las alergias, el consumo de ciertos medicamentos como esteroides, anticonceptivos orales y algunos antiepilépticos. Así que, si pensáis que lavando la cara mejorareis os equivocáis, ya que eso solo sobre estimulará vuestras glándulas y produciríais más sebo.

Inclusive, las deficiencias nutricionales o una dieta muy alta en grasas saturadas e hidrogenadas pueden causar acné. También, la constante exposición a la polución o simplemente tener un pH corporal demasiado ácido o alcalino. El caso es que, son miles los jóvenes y adultos que sufren de este trastorno, y en algunos casos, además, llegan a padecer de un complejo de inferioridad o baja autoestima, al no sentirse cómodos con el aspecto de su piel.

Por tanto, os estarías preguntando: ¿Cómo puede ayudar el CBD a mejorar esta problemática condición de la piel?

Son muchas las maneras en las que se puede utilizar el aceite de CBD en el cuerpo para obtener algún tipo de beneficio. Cualquier método hará que este compuesto interactúe con los receptores de vuestro organismo, pero cuando se trata específicamente del acné, los tópicos (medicamentos que se aplican de forma externa) serían la opción más adecuada.

¿Es el aceite del CBD la mejor opción entre los medicamentos tópicos?

Existe una gran variedad entre cremas, bálsamos y ungüentos con diferentes concentraciones de CBD, sin embargo, el aceite de CBD es el más permeable, lo que le permite ingresar de forma directa y fácil sobre la zona de la piel en donde se encuentran las glándulas sebáceas. Y si deseáis obtener un mejor resultado, los tópicos que contienen aceite de semilla de cáñamo deberán ser vuestra primera opción, ya que la misma posee aminoácidos esenciales que ayudarán a reparar los tejidos afectados por el acné.

Las cápsulas de CBD, los vapeadores y las tinturas (gotas que se colocan debajo de la lengua con una pipeta) también son otras formas de ingerir cannabidiol de manera segura, pero todo dependerá del resultado que vosotros deseéis obtener, y por supuesto, siempre consultando con un especialista (más aun si ya os encontráis tomando otro medicamento).

¿Cómo utilizar el aceite del CBD para el acné?

Según estudios que se han realizado en la Universidad de Debrecen, Hungría, se ha demostrado que el aceite del CBD puede actuar de forma celular contra el acné, ya que la producción de sebo resulta de la interacción de los cannabinoides endógenos (anandamida y 2AG) producidos en las glándulas sebáceas que actúan sobre los receptores CB2. Entre tanto, el aceite de CBD puede inhibir la acción lipogénica de dichos endocannabinoides y regular la producción de sebo. Asimismo, el aceite de CBD posee efectos antinflamatorios que ayudarán a reducir las rojeces e hidratar la piel.

Por otro lado, los investigadores de Módena en Italia, lograron concluir que la aplicación tópica del aceite de CBD con cáñamo, mejorará de forma significativa las cicatrices causadas por el acné si se usa de forma constante 2 veces al día durante 3 meses.

¿Funciona en otras partes del cuerpo?

El uso de este aceite puede ser beneficioso no solo para el acné facial, sino también para el que se produce en la espalda, el pecho, los hombros y otras partes del cuerpo. Como os hemos contado, este compuesto del CBD puede reducir la secreción de sebo que ayudará a desaparecer las inflaciones, bacterias, pepitas, nódulos y hasta las manchas.

¿Os parece maravilloso? De seguro que si y a nosotros también, pues son muchas las aplicaciones que posee el aceite de CBD para el acné y para otras enfermedades de la piel como la psoriasis, la dermatitis la o resequedad excesiva, gracias a sus efectos antibacterianos, antioxidantes, antinflamatorios y antimicrobianos, que, sin lugar a dudas, contribuirán en el equilibrio de la salud de vuestra piel.

Pues, aunque aun continúen los estudios al respecto, pareciera no haber otro agente antiacné tan poderoso en término de efectividad y seguridad, porque puede ser tolerado hasta por las pieles más sensibles sin causar las irritaciones que generan los compuestos químicos. Es por esto que marcas de gran prestigio internacional como Kiehl’s, Ho Karen y Lord Jones han incluido el CBD entre sus activos.

¡Que el acné no os detenga! No os deis por vencidos y buscad la manera de probar estas opciones naturales respaldadas por la ciencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *