Blog

Aceite de CBD para perros, ¿cómo usarlo?

Aunque la combinación perros más CBD no ha sido comprobada en su totalidad y más estudios científicos son requeridos para dar una respuesta certera, ya que hasta los momentos los investigadores se han enfocado en estudios sobre ratas y sobre humanos, los beneficios que brinda el aceite de CBD no los podéis pasar por debajo de la mesa, sobre todo si vuestro perro sufre de ansiedad, se asusta durante las tormentas o días lluviosos, se pone nervioso cuando van visitas a vuestra casa o si se porta realmente mal cuando lo dejáis solo.

Además de estos problemas asociados al comportamiento, el aceite de CBD ha dado prometedores resultados para tratar convulsiones, pérdida de apetito, cáncer, artritis o problemas en el pelaje y considerando que vuestro perro es un mamífero tal como vosotros, las respuestas terapéuticas en este caso se estima que sean similares.

Exactamente, ¿qué beneficios le va a dar el CBD a vuestro perro?

Entre los beneficios que se han listado del CBD os podemos mencionar:

  • Efecto antiinflamatorio. El aceite de CBD ayuda en la reducción y liberación de citoquinas, sustancias producidas en el cuerpo que desencadenan una respuesta inflamatoria y se asocia a alergias, hipersensibilidad y enfermedades autoinmunes.
  • Efecto analgésico. Principalmente si vuestro perro sufre de dolor crónico que a su vez está asociado a la inflamación.
  • Anticonvulsivante. De todos los potenciales usos terapéuticos que se están investigando en torno al CBD, este es el único uso que hasta los momentos se ha aprobado a nivel mundial por la FDA en los Estados Unidos para infantes. Aproximadamente un 5% de los perros tienen convulsiones al menos una vez en su vida y los típicos medicamentos suelen tener una alta toxicidad, así que el empleo del aceite de CBD es bastante interesante.
  • Antioxidante.
  • Aumento del apetito.
  • Mejora del sistema cardiovascular.
  • Efecto relajante.
  • Reduce la ansiedad. ¿Vuestro perro se altera cuando os vais o al escuchar ruidos fuertes? Este tratamiento podría ser el ideal para él, considerando que es de las principales indicaciones que se da para los humanos.
  • Combate el cáncer. Algunos estudios sugieren que el CBD, incluido bajo la forma de aceite, tiene acción contra las células cancerígenas y los tumores, así como que detiene la proliferación de éstas células.

El veterinario de vuestro perro debe estar al tanto de que estáis considerando esta alternativa terapéutica, sus recomendaciones siempre son útiles y necesarias, y lo último que queréis es que vuestro perrito sufra o pase un mal rato.

¿Qué debéis buscar en el aceite de CBD que le vais a administrar?

La regla a seguir siempre con vuestros perros es que, si vosotros no lo tomarías, no se lo deis a vuestra mascota.

Los aceites de CBD cada vez son más comunes en el mercado y debéis prestar mucha atención para saber que estáis comprando, no vaya a ser que, con el auge actual de esta sustancia, caigáis en una estafa. Lo primero que vais a leer en la etiqueta del aceite de CBD o del frasco es, cuál es el contenido de THC que contiene ¿por qué? El CBD es un cannabinoide, es decir que proviene de la planta del Cannabis ¿este nombre os es familiar? Posiblemente si, y es que este es el nombre científico de la marihuana.

Pero antes de que os preocupéis, el aceite de CBD no va a drogar a vuestro perro, siempre y cuando no contenga THC, a veces es realmente difícil separar el THC del CBD considerando que ambos están en la misma planta y tienen una estructura molecular idéntica, solo difieren en la posición de los átomos, así que lo importante es que el contenido de THC se encuentre por debajo del 0,3%, ya que esta es la sustancia responsable de los efectos psicoactivos y tóxicos.

Entonces, recapitulando, el aceite de CBD que vais a comprar debe declarar el contenido de THC que contiene, lo ideal es que no contenga THC o que el mismo se encuentre por debajo del 0,3%, niveles más altos pueden originar efectos tóxicos.

Lo segundo que debéis considerar es la dosis. En los aceites las dosis no siempre vienen exactamente definida como en las pastillas. Si vuestro frasco trae una medida dosificadora con las medidas y dosis, excelente. Sino, lo importante es que el mismo declare el contenido de CBD en el frasco total y que toméis en cuenta que cada gota son 0,05 mL. Por tanto, si el frasco tiene un contenido neto de 20 mL y declara 100 mg de CBD, cada gota que le administréis a vuestro perro tendrá 0,25mg de CBD, si la dosis es de 1mg, le debéis dar 4 gotas.

Y por último debéis considerar que el aceite a administrar debe ser un líquido claro, sin presencia de partículas raras flotando. El mismo debe ser orgánico y natural, con poca o ninguna presencia de químicos o compuestos sintéticos, principalmente aquellos que provienen de la práctica de agricultura como pesticidas. Estos pesticidas en ocasiones son los que en realidad causan los efectos secundarios peligrosos.

En cuanto a la dosis ideal, aún no ha sido definida y dependerá de la condición médica que vayáis a tratar en vuestro perro. El veterinario os puede dar una mejor idea de la dosis ideal para así ejercer un efecto terapéutico adecuado sin llegar a intoxicación. Por lo general dosis alrededor de 1mg por cada 5Kg de peso son indicadas para comenzar en la mayoría de los casos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *