Blog

7 beneficios y usos del aceite de CBD (más efectos secundarios)

El cannabidiol, también conocido como CBD es uno de los tantos componentes que extraen de la planta cannabis sativa. Como seguramente estaréis pensando, sí, es cierto que esta planta posee efectos psicoactivos, de hecho, el tetrahidrocannabinol (THC) causa esa sensación que todo el mundo asocia a la marihuana. Sin embargo, para vuestra tranquilidad, el CBD no es para nada psicoactivo. Es por esta razón que el CBD ha sido estudiado como una opción para quienes buscan aliviar diversos síntomas y afecciones.

El aceite de CBD del que les hablaremos, se elabora extrayendo el componente puro directamente de la planta y luego diluyéndolo en otro aceite como el de coco o de semillas de cáñamo. A partir de este se realizan diferentes como capsulas, gomitas masticables, pastillas, parches transdérmicos y hasta soluciones para vapeo. El hecho es que el CBD ha ganado y seguirá ganando impulso en el mundo de la salud y el bienestar, por lo que aquí os mostraremos 7 beneficios que han sido respaldados por la ciencia:

1. Alivio del dolor

Desde el 2.900 A.C [1], la marihuana ha sido utilizada para aliviar el dolor y más recientemente, se ha descubierto que el CBD es en gran parte responsable de esos afectos analgésicos.

¿Por qué el CBD alivia el dolor? Pues, el cuerpo humano tiene un sistema endocannabinoide conformado por receptores que trabajan por todo el sistema nervioso regulando funciones fisiológicas como: el sueño, el apetito, el dolor y la respuesta del sistema inmune. Entonces, algunos estudios sobre el CBD han demostrado que el mismo puede interactuar con los receptores endocannabinoides, y en efecto; reducir el dolor y la inflamación. Los estudios han demostrado que el CBD puede ayudar a reducir el dolor crónico al afectar la actividad del receptor endocannabinoide.

Por ejemplo,  existe un aerosol oral llamado Sativex que es utilizado en varios países para tratar el dolor producido por la esclerosis múltiple. El mismo es una combinación de CBD con TCH, y según un estudio realizado en 2015[2], los pacientes experimentaron mejoras en el dolor y en los espasmos musculares al ser tratados durante un mes con Sativex.


[1] Hill, Palastro y Johnson (2017). Cannabis and Pain: A Clinical Review. Obtenido de: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC5549367/

[2] Russo, Calabrò, Bramanti (2015). Sativex in the management of multiple sclerosis-related spasticity: role of the corticospinal modulation. Obtenido de: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/25699191

2. Reducir la ansiedad y la depresión

¿Quién no ha sentido alguna vez ansiedad o depresión? La verdad son trastornos muy comunes que afectan la salud mental. Por lo general son tratados con medicamentos farmacéuticos que pueden causar efectos secundarios como somnolencia, agitación, insomnio, disfunción eréctil y dolor de cabeza.

En contraste, el aceite de CBD ha demostrado ser una solución más natural y efectiva. En un estudio[1] se le dieron dosis de CBD y placebos a 57 hombres brasileños, antes de someterlos a una prueba simulada para hablar en público. Por supuesto, quienes tomaron la dosis de CBD fueron quienes mostraron menos ansiedad.

Tal como os habemos dicho esto se debe a las cualidades del CBD vinculadas a su capacidad de actuar sobre los receptores cerebrales y la serotonina que a la vez regula el estado de ánimo y el comportamiento social.


[1]Braz J Psychiatry (2019). Cannabidiol presents an inverted U-shaped dose-response curve in a simulated public speaking test. Obtenido de: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/30328956/

3. Aliviar síntomas del cáncer

Siguiendo el mismo sentido, el CBD también puede reducir síntomas relacionados con el cáncer y los efectos secundarios que produce la quimioterapia como las náuseas, vómitos y dolor. Asimismo, según un estudio[1] en el que se dieron dosis de CBD con THC y THC puro a 117 pacientes de cáncer, se comprobó que quienes mostraron mayor mejoría en el alivio del dolor fueron los que tomaron las sustancias combinadas.

Incluso se cree que el CBD podría llegar a contener propiedades anticancerígenas al inhibir la propagación de estas células en el organismo, pero aún falta que se realicen más estudios al respecto.


[1] Johnson, Burnell-Nugent, Fallon. Multicenter, double-blind, randomized, placebo-controlled, parallel-group study of the efficacy, safety, and tolerability of THC:CBD extract and THC extract in patients with intractable cancer-related pain. Obtenido de: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/19896326

4. Mejorar el acné

El acné es otra afección que a muchísimas personas en el mundo. Son muchos los factores que lo pueden producir desde la genética, las bacterias, hasta la sobreproducción de sebo, pero debido a las propiedades antinflamatorias que posee el CBD también pareciera una excelente opción para tratarlo sin usar tantos químico y productos que al final solo terminan haciendo más daño a las pieles sensibles.

Un estudio reciente[i] encontró que el aceite de CBD puede evitar que las glándulas sebáceas produzcan sebo en exceso, que es una de las principales razones por las que se obstruyen los poros generando esos barritos tan molestos. Además, ejerció acciones antiinflamatorias mejorando la apariencia de la piel.


[i] Oláh A, Tóth BI, Borbíró Bíró T. Cannabidiol exerts sebostatic and antiinflammatory effects on human sebocytes. Obtenido de: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/25061872.

5. Propiedades neuroprotectoras

Por otro lado, los investigadores creen que la capacidad que posee el CBD para actuar sobre el sistema endocannabinoide puede proporcionar beneficios a personas con trastornos neurológicos. Incluso, es bien sabido que el CBD ha sido utilizado para tratar las convulsiones que produce la epilepsia, los síntomas de la esclerosis múltiple y hasta el mal de párkinson.

Sin embargo, es importante tener en cuenta que falta mucho camino por recorrer en cuanto a la utilización del CBD y sus posibles efectos secundarios, pero si es cierto que puede aliviar la inflamación, reducir la ansiedad, el dolor, el insomnio y prevenir la neurodegeneración.

6. Beneficiar la salud cardiaca

Del mismo modo, se ha observado que el CBD es beneficioso para tratar afecciones cardiacas, circulatorias y reducir la presión arterial alta.

Un estudio reciente[1] se trataron a varios pacientes con problemas de hipertensión arterial, entre estos a un grupo se le administró 600 miligramos de CBD y al otro grupo se trató solo con placebos.  Como era de esperarse, se pudo comprobar que quienes tomaron la dosis real de CBD lograron reducir la presión arterial al igual que mejorar la frecuencia cardíaca, en comparación con los que solo tomaron el placebo.

De esta manera, los investigadores sugieren que las propiedades reductoras del estrés y la ansiedad del CBD son en gran parte las responsables de ayudar las afecciones del corazón.


[1] Khalid, Jadoon y O’Sullivan (2017). A single dose of cannabidiol reduces blood pressure in healthy volunteers in a randomized crossover study. Obtenido de: https://insight.jci.org/articles/view/93760.

7. Otros beneficios potenciales

Además de todos los beneficios anteriormente mencionamos os podemos nombrar algunos más como:

  • Efectos antipsicóticos: reducir síntomas relacionar con la esquizofrenia y otros trastornos mentales.
  • Tratamiento de abuso de sustancias: la interacción del CBD con los neurotransmisores cerebrales podría modificar los circuitos relacionados con la drogadicción. 
  • Efectos antitumorales: aunque faltan más estudios en humanos, se cree que podría prevenir la propagación de tumores y de células cancerígenas.

¿Hay algún efecto secundario?

Se considera que el CBD es bastante seguro y tolerable para el organismo, sin embargo, podría causar algunas reacciones adversas como:

  • Diarrea.
  • Cambios en el peso y en el apetito.
  • Fatiga

Como veréis los efectos o reacciones no suelen ser graves a diferencia de otros medicamentos analgésicos y antidepresivos, que incluso pueden generar adicción. No obstante, es importante destacar que el CBD puede interactuar con otros fármacos, así que antes de decidir tomar cualquier tipo de producto que contenga CBD – y especialmente si estáis en medio de un tratamiento – hablad con vuestro médico para evitar cualquier problema. Muchos medicamentos o suplementos tienen una “advertencia toronja” en la etiqueta, así que prestad atención. Tanto el CBD como la toronja y otros cítricos pueden intervenir con las enzimas que permiten la metabolización de los mismos e inhibir sus efectos.

Mientras tanto, las investigaciones continúan y nosotros seguiremos atentos para compartir los múltiples beneficios que pueda tener el CBD para vuestra salud.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *